Los tubérculos en la cocina japonesa (II) – Raíz de loto o renkon

蓮根について。

De la misma forma que cuando hablamos de setas pensamos automáticamente en el otoño, cuando hablamos de tubérculos pensamos en el invierno, puesto que es durante el invierno cuando se cosechan y, por lo tanto, es el invierno la temporada para disfrutarlos en la mesa.

En WAGOKORO. Cuina japonesa seguimos con nuestro repertorio de platos de invierno que incluyen tubérculos, entre otros muchos ingredientes.

En el post anterior hablamos de la importancia del mundo vegetal en la cocina tradicional japonesa y empezamos a introducir el mundo de los tubérculos con una aproximación al taro o satoimo.

En nuestro menú actual estamos usando otro tubérculo muy característico de la cocina japonesa que nos gustaría presentar, puesto que no se usa en la cocina española y que, a excepción de algunos de nuestros clientes habituales que ya se están convirtiendo en verdaderos expertos de la cocina japonesa (^-^), mucha gente todavía no lo conoce. Se trata de la raíz de loto o renkon

Tal como indica su nombre, el renkon (ren 連 = loto + kon 根 = raíz) es la raíz de la planta del loto o hasu 蓮, la flor de la cual es bastante más conocida en Occidente que la propia raíz.

   

La planta del loto existe en Japón desde la antigüedad y crece en pantanos, lagos, estanques u otras zonas fangosas. Su raíz es comestible y se usa como ingrediente habitual no solo en Japón sino también en China y algunos países más (aunque no muchos). La raíz de loto o renkon se cosecha principalmente entre los meses de noviembre y marzo, es decir, durante los meses de más frío, mediante un arduo proceso de semi-sumergimiento en aguas fangosas para el cual se necesita indumentaria impermeable y fuerza física.

  

La raíz de loto o renkon tiene un alto contenido en fécula, es rica en fibra y vitamina C. Tiene un sabor suave y más bien dulce. Sus posibilidades culinarias son múltiples, desde su consumo en crudo hasta su consumo cocido mediante diferentes técnicas de cocción: hervida, asada, salteada, frita, en caldo, etc. Su textura crujiente (más cuanto menos se cocina) y su peculiar estética le imprimen un carácter único y la hacen fácilmente reconocible. 

   

La raíz de loto o renkon siempre tiene agujeros. Aunque pueden haber excepciones, si cortamos la raíz de loto o renkon a rodajas generalmente aparecen 10 u 11 agujeros: uno en el centro y 9 o 10 que le rodean haciendo dibujos muy decorativos.

Precisamente la existencia de estos agujeros es el motivo por el cual la creencia popular japonesa asocia simbólicamente este ingrediente con una “buena visión del porvenir” 見通しがいい, es decir, con un futuro feliz, y por ello se ha convertido en un ingrediente imprescindible en las comidas de celebración y, sobre todo, en la comida tradicional de Año Nuevo osechi, de la cual hablamos en otro post.

Si alguien tiene previsto viajar a Japón en verano y siente curiosidad por esta planta puede visitar el jardín japonés Sankeien de Yokohama, en el que encontrará, entre otras muchas cosas interesantes, un estanque lleno de plantas de loto que florecen durante los meses de julio y agosto.

Por cierto, dicen que cuando se abre la flor de loto emite un sonido, ¡pom!, similar al de una pelota de tenis cuando es golpeada por una raqueta. ¿Alguien lo ha oído alguna vez?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s